Domingo Fuentes Curbelo instó al gobierno tomar las medidas que haga falta para salvar los más de 400 puestos de trabajo directos, más infinidad de puestos indirectos, del Hotel Riu Oliva Beach.

Domingo Fuentes PSOE Fuerteventura


El senador socialista Domingo Fuentes Curbelo planteó ayer en el Senado al secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, que evite el derribo del Hotel Ríu Oliva Beach, de Corralejo, Fuerteventura, y amplíe la concesión administrativa, para no incrementar la tasa de paro de Fuerteventura.

El senador socialista por la Comunidad Autónoma de Canarias, Domingo Fuentes Curbelo preguntó ayer al secretario de Estado de medio Ambiente si el gobierno piensa modificar la concesión administrativa que se otorgó a la empresa Geafond Número Uno Lanzarote S. A., para el aprovechamiento de los usos existentes en terrenos de dominio público marítimo-terrestre en los que se ubican los establecimientos “Hotel Riu Oliva Beach” y los “Apartamentos Ríu Oliva Beach”, sitos en las Grandes Playas de Corralejo, Fuerteventura.

En su exposición, Domingo Fuentes recordó que en el año 2007 el Gobierno de España, en un acto de acuerdo con la propiedad, otorgó a la empresa concesionaria un plazo de 10 años, que concluirá en 2017, a partir del cual deberá procederse a la demolición del hotel y los apartamentos ubicados en suelo urbano, dentro del dominio público marítimo terrestre, y junto al Parque Natural de las Dunas de Corralejo, que se ha visto en parte negativamente afectado por esta construcción.

El senador socialista subrayó que con la ampliación de la concesión administrativa por un espacio prudencial de tiempo la empresa podría acometer la remodelación del hotel, y las administraciones públicas (Ayuntamiento de la Oliva, Cabildo de Fuerteventura y Gobierno de Canarias) tendrían tiempo más que suficiente para encontrar una solución definitiva y alternativa. Domingo Fuentes afirmó ante el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas que “no se trata tanto de indultar un inmueble viejo, de más de 30 años, construido sobre el dominio público marítimo terrestre, que afecta negativamente al Parque Natural de Las Dunas de Corralejo, sino más bien de salvar los más de 400 puestos de trabajo directos y muchísimos puestos indirectos (pymes, taxistas, proveedores, servicios…), en un momento de crisis económica cuyos efectos no se vislumbraban hace solo cinco años, y han empujado a Fuerteventura del pleno empleo a una dramática tasa de paro superior al 33 por ciento”.

El senador socialista señaló que, tanto la remodelación del hotel como la construcción de uno nuevo en el futuro inmediato (para la recolocación de los trabajadores) entrarían en la dinámica de renovación de la planta turística obsoleta, reactivando el sector de la construcción que se encuentra totalmente paralizado desde hace años.

Por su parte, el secretario de Estado de Medio Ambiente, respondió que no podía aventurar lo que va a ocurrir con el “Oliva Beach” ya que en estos momentos acaba de entrar la modificación de la Ley de Costas en el Senado. Federico Ramos de Armas aseguró que una vez aprobada la Ley, que situó antes del verano, y después de conocer la voluntad de la propiedad, sería el momento de tomar decisiones al respecto. El secretario de Estado aseguró entender la inquietud de las familias afectadas, a las que reiteradamente aludió el senador socialista, sin desvelar en ningún momento si habrá ampliación de la concesión administrativa o no. “Una vez aprobado el nuevo marco normativo, estudiaremos lo que se puede hacer”, concluyó Ramos de Armas.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *