MANIFIESTO DEL PSOE POR EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD SEXUAL

dmdlss


El PSOE denuncia el progresivo aumento de políticas ultraconservadoras del Gobierno de Rajoy que impiden y dificultan el derecho a la salud sexual y los derechos sexuales especialmente de las mujeres, como la reforma de la Ley del aborto

En el Día Mundial de la Salud Sexual, que se celebra hoy 4 de septiembre bajo el lema “El Bienestar de la Sexualidad”, el Partido Socialista recuerda que la promoción de la salud sexual es fundamental para la consecución de la salud y el bienestar de toda la ciudadanía.

La Organización Mundial de la Salud definió la Salud Sexual como “la experiencia del proceso permanente de consecución de bienestar físico, psicológico y sociocultural relacionado con la sexualidad. La salud sexual se observa en las expresiones libres y responsables de las capacidades sexuales que propician un bienestar armonioso personal y social, enriqueciendo -de esta manera- la vida individual y social”. No se trata, por tanto, de la ausencia de disfunción o enfermedad, por lo que, para que la salud sexual se logre, es necesario que los derechos de las personas se reconozcan y se garanticen.

Las políticas de salud sexual que defendemos las mujeres y hombres socialistas integran varios derechos que se pueden agrupar en cuatro básicos: el derecho a la libertad, la diversidad y a la salud sexual; el derecho a la información sexual y a la anticoncepción; el derecho a la maternidad libre y responsable y a la interrupción voluntaria del embarazo y el derecho a la protección de toda persona ante cualquier forma de violencia sexual y de género.

Actualmente, el gobierno del  PP continúa vulnerando el derecho a la salud sexual, por lo que el PSOE denuncia nuevamente el progresivo aumento de políticas ultraconservadoras que impiden y dificultan el derecho a la salud sexual y los derechos sexuales especialmente de las mujeres, tales como el derecho a tomar decisiones reproductivas libres y responsables: el derecho a decidir sobre tener descendencia o no, el número de los hijos e hijas y el tiempo entre cada uno, así como el derecho al acceso a los métodos de regulación de la fertilidad.

Ante la anunciada contrarreforma del Ministro Gallardón a la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, el Partido Socialista defiende la actual regulación y el derecho de las mujeres a decidir sobre su maternidad, frente a una legislación que supondrá un grave ataque a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y que retrotrae a nuestro país treinta años, por lo que reiteramos nuestro llamamiento a la sociedad española a que manifieste su frontal oposición a esta iniciativa legislativa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) pone de manifiesto que las interrupciones voluntarias del embarazo realizadas sin un estándar sanitario mínimo suponen un alto riesgo de morbi-mortalidad de la mujer, como consecuencia, principalmente, de hemorragias, infecciones o envenenamiento. Aproximadamente 47.000 mujeres mueren cada año en el mundo por un aborto inseguro y muchas más sufren secuelas a largo plazo, incluyendo la infertilidad. Esta situación nos lleva a afirmar que el Anteproyecto de Ley del Gobierno pone en riesgo la vida de las mujeres.

La Ley de 2010, en vigor, se ha desarrollado de forma reglada y con eficaces protocolos y ha demostrado que los abortos no se han incrementado sino todo lo contrario. De hecho, si miramos las cifras de 2012 a nivel nacional, se observa una reducción del 5,04% respecto a los datos de 2011 (112.390 IVES en 2012 frente a las 118.359 IVES de 2011).

En este día, las mujeres y hombres socialistas queremos reiterar nuestro compromiso en la defensa, la promoción, el respeto, el reconocimiento y la divulgación de la salud sexual y los derechos sexuales en nuestro país y en todo el mundo.

 

 

Share Button