Moción socialista por el derecho al aborto de las mujeres en las administraciones públicas de la isla

aborto-legal5


El PSOE presenta una moción conjunta de rechazo en los siete ayuntamientos y el cabildo insular sobre el anteproyecto de la Ley del aborto de Gallardón

En los próximos Plenos municipales e insulares será debatida una moción presentada por los socialistas, que aboga por el derecho de las mujeres sobre el aborto y condena el anteproyecto de la Ley Orgánica por el que el Gobierno del PP pretende revisar la legislación vigente en el Estado español sobre salud sexual y reproductiva e interrupción del embarazo.

Por ello, el PSOE solicita a las administraciones locales e insular que exijan la retirada de la tramitación del mencionado anteproyecto, conocido a su vez de forma despectiva entre la población, como la Ley Gallardón.

Con el Anteproyecto aprobado por el Gobierno de Rajoy se suprime el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo en las primeras catorce semanas, considerándose como delito despenalizado sólo en los supuestos de violación y “grave peligro para la vida o la salud” de la mujer, privando a ésta de su derecho a decidir sobre su maternidad. Se suprime también, por tanto, el supuesto de malformaciones o anomalías fetales incompatibles con la vida, que había justificado la interrupción del embarazo desde los años ochenta del siglo pasado.

Una normativa que ha provocado un enorme rechazo social, incluso dentro de las propias filas populares, de la ciudadanía española y europea. De ese modo, para el PSOE, la reforma de la ley no es ni prioritaria, ni imprescindible, sino todo lo contrario, una reforma ideológica de la derecha más retrograda.

Más desigualdad social e inseguridad es lo que traerá esta nueva medida tomada por el Ejecutivo para los socialistas. Únicamente podrán contemplar el aborto de forma segura, aquellas mujeres que tengan los recursos económicos suficientes para poder ejercer este derecho en otro país, lo que conllevará a una mayor desigualdad de clases a la vez que incrementarán las clínicas clandestinas que practicarán abortos en condiciones inadecuadas.

Quizás, esta nueva medida popular no sea más que una cortina de humo de cara a la actualidad pública y tapar de ese modo, los diferentes casos de corrupción que sacuden últimamente a la derecha de Génova.
En cualquier caso, los socialistas abogan por un cambio legislativo en el que el aborto deje de ser considerado como delito, y por consiguiente regido por el Código Penal, y pase a ser un derecho de las mujeres que así lo consideren, dando la opción de forma unánime a estas, a decidir sobre su embarazo y/o maternidad.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *