Seguimos sin ordenanza de acampadas pero el efecto llamada de Lloret y Lola García invitando a acampar en los espacios naturales sí que ha funcionado


Para el PSOE la inacción y la irresponsabilidad de CC-PP-AMF al frente del Cabildo nos lleva directos a una legislatura perdida, cuesta abajo y sin frenos

Hace ya un mes que el presidente del Cabildo y su consejera de Medioambiente, la nacionalista de CC, Lola García, anunciaron a bombo y platillo la inminente aprobación de la normativa que regulará las acampadas en Fuerteventura pero aún no hay nada, nada aparte de notas de prensa y fotografías, y una gran inseguridad jurídica.

También hace ya mas de un año que se cumplió el plazo del compromiso adquirido con las Asociación de Campistas de Fuerteventura para contar con esta ordenanza específica, pero como en todo lo demás, desde que gobiernan CC-PP y AMF, los compromisos no se cumplen y solo hay palabras y fotos en una huida hacia ninguna parte.

Parece que lo único que sí ha funcionado es el efecto llamada de Sergio Lloret invitando a todos los canarios a venir a Fuerteventura y acampar libremente en los espacios naturales, unas provocadoras e irresponsables declaraciones del actual presidente que tuvieron mucho eco en los medios de comunicación, y de las que no se retractó ni aclaró, y tampoco ningún responsable en el Cabildo las ha matizado, sorprendentemente.

Para el PSC PSOE todo esto es de una irresponsabilidad e inconsistencia que clama al cielo. De la gestión ya ni hablamos porque es inexistente. Nadie se hace responsable de nada, hasta el punto de que ni siquiera la consejera responsable de proteger los espacios naturales, Lola García, actúa de oficio y adopta aunque sea medidas de prevención para salvaguardar nuestros espacios protegidos ante la presión de visitantes del verano. Se esperaría de ella que al menos tratara de compensar la ausencia de una normativa y seguridad jurídica para los campistas.

Sin duda alguna los experimentos políticos del Cabildo y Pájara están haciendo insufrible la situación jurídica y urbanística en la que se encuentra nuestra Isla y se corre el riesgo incluso de echar a perder el trabajo de muchos años.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *