Soria, Cañete y Montelongo son traidores a Fuerteventura y a Canarias


DSC_3883

Blas Acosta: “Este PP lleva una gaviota escondida que, como pájaro oportunista que es, esperó a que pasaran las elecciones para robar a los canarios su voto, sus playas y la economía que sustenta los puestos de trabajo”

La historia de la cobardía política tiene un nuevo capítulo en las personas de tres traidores a Fuerteventura y a Canarias: José Manuel Soria, Miguel Arias Cañete y Águeda Montelongo.

El Partido Socialista (PSC-PSOE) de Fuerteventura desprecia el “juego de zorroclocos” que han usado para sortear la voluntad de los ciudadanos en las urnas e imponer unas prospecciones petrolíferas, cinco días después, contra las que está claramente la inmensa mayoría de los habitantes del archipiélago. “Son traidores a la soberanía del pueblo; son especuladores de la democracia”.

Blas Acosta, secretario general de los socialistas majoreros, denuncia que “este PP de Soria, Cañete y Montelongo lleva una gaviota escondida que, como pájara oportunista que es, esperó a que pasaran las elecciones para robar a los canarios su voto, sus playas y la economía que sustenta los puestos de trabajo”.

Estos tres dirigentes del Partido Popular representan hoy lo peor la política: Soria conspira desde Madrid contra la voluntad de Canarias; Cañete, el ex ministro de Medio Ambiente y accionista de petroleras, es el cómplice necesario con piel de cordero; y Montelongo, con sus argumentos prefabricados, repite eslóganes vacíos, necios y falaces para llevar el debates al absurdo. Es decir, los tres mienten.

“Sus intereses son los de Repsol, no los de los canarios. Ni siquiera son los intereses de los canarios que les votaron”.

“Y qué decir de esos diputados del PP, sin moral y mansos al dictado petrolero en la sombra, que son capaces de votar ‘no al petróleo’ en Baleares y Valencia y seguidamente vender a Canarias con ese mismo voto. Sin honor no hay conciencia, y a la vista de esta última traición a los ciudadanos muchos de ellos deben dormir felices pensando en las próximas elecciones. La mentira todavía les sale muy barata”, concluye Blas Acosta.

 

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *