Soria retoma la ‘portavocía’ judicial y anticipa la decisión del TC sobre la consulta del petróleo

Domingo-Juan-Jimenez-González-PSOE


“El ministro, como el pequeño Nicolás que se colaba en círculos de poder que le eran ajenos, presume de conocer la opinión del Tribunal Constitucional sobre la propuesta del Gobierno de Canarias de consultar a la ciudadanía; y todo ello a pocas semanas de que se inicien las catas de las prospecciones en nuestras aguas”

Hay que animar al PP para que no se obceque en negar la voz a las miles de personas que en Canarias aspiran a reflejar su opinión

El hecho de que el ministro de Industria del Gobierno central, José Manuel Soria, anticipe la opinión del Tribunal Constitucional (TC, una vez más actuando como ‘portavoz’ de la Justicia) sobre la consulta popular que el Gobierno de Canarias pretende llevar a cabo en el Archipiélago sobre la posibilidad de que la compañía Repsol desarrolle prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Fuerteventura y Lanzarote, resulta, cuanto menos, sospechosa acerca de la deriva judicial que quiere intuir el ministro sobre un asunto de capital importancia para las Islas, como es el hecho de que en las próximas semanas se operen catas en busca de petróleo en las proximidades de nuestras costas.

El vicesecretario general del PSOE de Fuerteventura, Juan Jiménez González, afirma que “el ministro, como el pequeño Nicolás que se colaba en círculos de poder que le eran ajenos, presume de conocer la opinión del Tribunal Constitucional sobre la propuesta del Gobierno de Canarias de consultar a la ciudadanía; y todo ello a pocas semanas de que se inicien las catas de las prospecciones en nuestras aguas”.

De todo ello se desprende una clara intencionalidad de negar la probabilidad de que los residentes en Canarias puedan expresarse a favor o en contra, en una consulta que no pretende otro temido fin político que el ya expresado desde hace semanas, aduciendo una deseada inconstitucionalidad al respecto, de que las aguas cercanas a Fuerteventura y Lanzarote se vean salpicadas por las picas de la compañía adjudicataria de dichas exploraciones.

La circunstancia de que el Partido Popular, organización que preside José Manuel Soria en Canarias, avance también este supuesto judicial como prácticamente certero, viene a reforzar las sospechas acerca de la perseverancia en pos de un deseo político claramente indisimulado.

“Creo que hay que animar al PP para que no se obceque en negar la voz a las miles de personas que en Canarias aspiran a reflejar su opinión, de la legal y constitucional manera posible que se estime factible, sobre la facilitada posibilidad a Repsol de que orade nuestros fondos marinos, el pozo inmenso de las aguas que sustentan casi todos los presupuestos de nuestra vida, que ya se cierne realmente como una alargada sombra sobre todos nosotros”, concluye

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *